Turista Responsable

Turista Responsable


ANTES DE PARTIR

Viajar responsablemente empieza en casa…

    ¡Ahorre energía!

Desconecte todos los electrodomésticos que no vaya a necesitar. Estos implementos pueden consumir energía incluso cuando se encuentran apagados o en modo stand-by. Ajuste su termostato y su calentador de agua a una temperatura baja para evitar desperdiciar energía mientras viaja.

     ¡Viaje libre de papel!

Imprima el material informativo que necesite en papel reciclado. Tome sólo los mapas y folletos que realmente vaya a utilizar. Si se encuentra en un grupo, comparta los folletos siempre que sea posible. De acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la implementación de boletos electrónicos salva aproximadamente 50.000 árboles por año.

    ¡Planifique cuidadosamente su viaje!

Viajar durante la temporada alta o la temporada pico puede aumentar el impacto negativo sobre el ambiente. Por lo tanto, infórmese con antelación sobre su destino de viaje y sobre cuál es la mejor época para visitar ciertos lugares. Busque hoteles y tours que cuenten con certificaciones ambientales o que sean miembros de la industria verde. Elija hoteles cercanos a medios de transporte público o a los lugares que planea visitar durante su estadía

UNA VEZ EN EL LUGAR

  • Naturaleza y patrimonio cultural:
Descubra la belleza de los monumentos culturales y naturales. Aprenda sobre la historia, las costumbres y la diversidad biológica que caracterizan estos sitios únicos.
Contribuya con la conservación de los valores naturales y culturales al respetar los reglamentos y costumbres locales. Llévese sólo las fotografías y deje el sitio tal y como lo encontró.

  • ¡Nunca extraiga, mantenga o comercialice especies de flora y fauna (animales silvestres) de su ambiente natural, incluyendo plantas, conchas, piedras, flores y corales!

Está prohibida la introducción de especies exóticas (flora y fauna que no son nativas), ya que éstas pueden causar alteraciones y daños a los ecosistemas locales.

  • ¡Nunca alimente animales silvestres!

Suministrarles alimentos crea dependencia y alteraciones en el metabolismo, esto afecta su comportamiento natural y les genera problemas de salud.
Según la legislación en Colombia, el acoso sexual, explotación infantil y de adolescentes, así como el consumo de sustancias ilegales, son delitos penados por la ley.

  • Está prohibido el tráfico de bienes arqueológicos

Ya que representa parte de la herencia cultural de nuestro país.
Idioma

  • ¡Aprenda algunas frases en el idioma local y utilícelas!

Aéreas protegidas: Respete el ambiente natural. Nunca toque o moleste la vida silvestre. Siga siempre los senderos designados y permanezca en áreas demarcadas a fin de evitar dañar la vegetación. Apoye los esfuerzos de conservación pagando las tarifas de entrada a parques y áreas protegidas.
Asimismo recomiende entre sus amigos y familiares estas organizaciones para apoyarlos mediante futuras visitas y donaciones.

Souvenires: Nunca compre artesanías, ropa, muebles u otros productos derivados de especies animales protegidas o en peligro de extinción. Puede exponerse a acciones judiciales si compra productos hechos a partir de especies en peligro de extinción.

Desechos peligrosos: Muchos países no ofrecen la posibilidad de eliminar desechos especiales, tales como baterías, de una forma ambientalmente sana. Evite llevar a su destino vacacional productos considerados como desechos especiales. Si es inevitable viajar con algunos de ellos, como es el caso de las baterías, llévelos de vuelta a casa y elimínelos en sitios especiales para este tipo de desechos.

Familiarícese con la cultura del lugar

Planifique su viaje con antelación e infórmese sobre las características culturales de su destino vacacional. Muestre respeto hacia los habitantes locales comportándose apropiadamente.

  • Vestido:
Lea sobre las reglas convencionales del lugar y vístase apropiadamente. En muchos países es importante utilizar atuendos recatados.

  • Comportamiento:
Muestre respeto hacia la privacidad de los ciudadanos locales. Pida permiso antes de ingresar en sitios religiosos, hogares o cualquier propiedad privada.

  • Fotografías:
Sea cuidadoso con respecto a cuándo y dónde tomar fotografías y videos de personas. Siempre pida su consentimiento antes de hacerlo.

  • Pague un precio justo:
Evite el regateo agresivo al comprar souvenires. No dé a las personas menos propina de lo debido

  • Fortalezca el comercio local:
Coma en restaurantes locales, compre en mercados locales y asista a eventos locales. Compre productos manufacturados localmente a fin de reducir la contaminación relacionada con la importación de bienes. De esta manera el dinero que usted gasta permanece en la comunidad.

  • Guías turísticos / guías de grupo:
Enriquezca su experiencia y apoye la economía local, pregunte a sus guías si cuentan con una licencia y si viven en la comunidad. ¿Cuentan también con la recomendación de operadoras de turismo?

  • Agua / energía:
Utilice el agua racionalmente. En muchos sitios, este es un recurso escaso. En ciertos países no se puede purificar las aguas servidas como se suele hacer en países desarrollados. Por ello, es importante utilizar cosméticos biodegradables. Apague siempre las luces y el aire acondicionado al salir de su habitación en el hotel.

HOTEL SAN ANTONIO DEL CERRO ESTA COMPROMETIDA CON:

La prevención de la explotación sexual infantil, del turismo sexual y otras formas de abuso a los menores de edad (Ley 679 de 2001 y la Ley 1336 de 2009). Acoger la (ley 1098 de 2006) de la explotación laboral infantil Código del Menor. Rechazar el tráfico del Patrimonio Cultural (ley 397 de 1997) y el tráfico de especies como flora y fauna silvestre (ley 599 de 2000 y Decreto 1608 del 1978). Acoger la Ley Antitabaco, por un espacio libre de humo del tabaco (Ley 1335 de 2009) y la igualdad de raza o género (ley 1482 de 2011, modificada por la ley 1752 de 2015)